Dialogos IINternacionales sobre los Derechos de la Niñez y Adolescencia

Diálogos IINternacionales sobre los Derechos de la Niñez y Adolescencia

Este viernes 15 de mayo se realizó el webinar Diálogos IINternacionales sobre los Derechos de la Niñéz y Adolescencia. En el mismo, la Red de Corresponsales Infantiles y Adolescentes (CORIA), el Grupo Regional Asesor en Participación Infantil (GRAPIA) y el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes participaron en una conversación centrada en el punto de vista de los niños y los adolescentes sobre cómo enfrentar la pandemia mundial que se encuentra cambiando  vidas en todo lugar.

Combatir y evitar la propagación del COVID 19 es deber de todos pero para esto se debe asegurar que los derechos humanos que permiten la seguridad ante este virus se vean respetados en cada situación.

Desde CORIA participaron César de Argentina, Viviana de México y Génesis de El Salvador. El diálogo fue moderado por Tatiana, desde Costa Rica y Kurt de Argentina.

César introdujo la primera parte de la charla la cual se centró en el rol del estado en tiempos de cuarentena. Desde su punto de vista, el gobierno argentino ha logrado establecer una buena comunicación y se encuentra cumpliendo su rol en términos de educación, ayuda alimenticia y económica. El argentino expresó otro tipo de preocupación al explicar que no tiene una forma concreta de saber cómo se encuentran viviendo la pandemia otros niños y adolescentes: “¿Cómo hacen los chicos que corren riesgo? Eso es muy difícil de saberlo.”

César establece que es vital cumplir con las normativas impuestas por los ministerios de salud y el gobierno de cada país, ya que con la colaboración de todo, se podrá lograr que la propagación del virus se detenga: “yo digo que nos quedemos en casa y nos cuidemos.”

Génesis, siguiendo el planteo de César, agregó que el rol del Estado también es importante, especialmente al recordar que hay clases a distancia a las que varios niños, niñas y adolescentes no pueden acceder. Esto puede ser debido a falta de internet o de dispositivos que les permitan lo antedicho.

La salvadoreña resalta otro punto en cuanto a cómo estas nuevas medidas para evitar el virus han afectado a otros menores de edad: Hay muchos niños y adolescentes que se ven imposibilitados de llegar a El Salvador y se encuentran lejos de su hogar, con las peripecias que eso implica.

Un problema no menor a mencionar es el aumento en cuanto a la violencia intrafamiliar. Aunque hayan líneas telefónicas para consultar y denunciar en estos casos,”al estar encerrados se da más esta situación”. Hay diferentes situaciones de distintas familias que se encuentran atravesando esta etapa complicada, pero “si estamos pudiendo convivir en familia (…) haremos que los chicos no se sientan solos”.

Este último tema es también importante para Viviana, de México. Se subraya que la violencia intrafamiliar está representando un verdadero problema también en su país y que, junto con los dos planteos anteriores, concuerda en que, según su experiencia, la educación a distancia ha sido una complicación clave.

Luego de las ponencias principales, desde el Comité de los Derechos del Niño, el presidente Luis Pedernera, citando estudios, establece que físicamente, se ha comprobado que, hasta este momento, los cuerpos de los jóvenes reaccionan mejor al virus, pero que socialmente son la población más afectada: “Los niños están francamente en desventaja”. Considera pertinente que en estos momentos se considere más que nunca que la educación no se desvincule de los niños. También que los jóvenes que se encuentran institucionalizados son, en este momento, uno de los sectores más vulnerables ante estas situaciones de aislamiento. Por último, tanto Padernera como el Director del IIN, Victor Giorgi, consideran que poco se escuchó la voz de los jóvenes al tomar decisiones antes y durante esta pandemia. Es el momento y el lugar de destacar las voces de los niños, niñas y adolescentes que se ven afectados, más que muchos, por esta situación. Generar un diálogo intergeneracional, destaca Giorgi,“tiene que empezar con que los adultos empecemos a escuchar”. Los adultos deben dedicar un tiempo especial al juego junto a los niños, considerando que éste es un momento que elabora tensión, conflicto, soluciones y que ayuda a la creatividad. De esta forma, el distanciamiento social y la cuarentena se harán más llevaderos y compondrán un momento de aprendizaje y unión, a la vez que se respetan las reglas fijadas por el gobierno de cada país: “La responsabilidad del estado no va en desmedro de la responsabilidad de cada uno de nosotros” Pero siempre se deberá recordar lo importante que es el poder criticar y exigir derechos.