10 de diciembre “Día Internacional de los Derechos Humanos”

10 de diciembre “Día Internacional de los Derechos Humanos”

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición, así, en resumen comienza la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo 71º aniversario se celebra hoy, instrumento fundamental en el proceso de desarrollo del corpus iuris internacional actual de reconocimiento, promoción, ejercicio y protección de los Derechos Humanos, del que forma parte la Convención sobre los Derechos del Niño.

Frente a la celebración de un nuevo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos humanos es importante recordar que son y como deben entenderse a los Derechos Humanos. Nikken[1] manifiesta que:

“Lo que en nuestros días se conoce como derechos humanos está referido al reconocimiento de que toda persona humana, por el hecho de serlo, es portadora de atributos autónomos que deben ser reconocidos y protegidos por el Estado. Ellos son inherentes al ser humano y no requieren de ningún título específico para adquirirlos. No resultan de una adjudicación o cesión del Estado, cuya función con respecto a ellos es de reconocimiento, respeto y protección. Basta con ser persona humana para ser titular de los derechos humanos y toda persona humana es titular de esos derechos. Su exigibilidad no depende de su consagración legislativa; por el contrario, históricamente aparecen como atributos que se han hecho valer contra leyes opresivas que los desconocían o menoscababan.

Son derechos subjetivos que emanan de la dignidad humana y que la resguardan, porque ellos combaten la dominación arbitraria y apoyada en desiguales relaciones de poder social, mediante la cual unos seres humanos imponen a otros ser instrumentos de sus propios fines. Hablamos de la ideología universal nacida para encarar la opresión.”

Hoy aún, existe, entre el reconocimiento e incluso la promoción de los derechos humanos, y su ejercicio y protección, una brecha que puede aumentar o disminuir según los distintos espacios geográficos y por condiciones humanas como la pobreza, entendiéndose por ella la “privación continua o crónica de los recursos, la capacidad, las opciones, la seguridad y el poder necesarios para disfrutar de un nivel de vida adecuados y de otros derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales”[2].

Por ello, y no obstante de ser un proceso permanente, el 10 de diciembre debe ser una fecha en la que, más allá de recordar este importante hito en la evolución de los derechos humanos, nos debe llamar a reforzar el compromiso individual y colectivo con los derechos humanos; con su reconocimiento y respeto de los mismos en uno y en el otro.

 

“En definitiva, ¿dónde empiezan los derechos humanos universales? En pequeños lugares, cerca de casa; en lugares tan próximos y tan pequeños que no aparecen en ningún mapa. (…) Si esos derechos no significan nada en estos lugares, tampoco significan nada en ninguna otra parte. Sin una acción ciudadana coordinada para defenderlos en nuestro entorno, nuestra voluntad de progreso en el resto del mundo será en vano”.

Eleanor Roosvelt, Naciones Unidas en Nueva York el 27 de marzo de 1958.

 

La situación de movilidad humana es un fenómeno creciente en la región que permite visualizar múltiples vulneraciones de derechos humanos en quienes, por diversas causas, económicas, culturales y familiares o a consecuencia de la violencia, han decidido migrar en busca de mayores oportunidades para mejorar su calidad de vida.

Por ello queremos conmemorar esta importante fecha resaltando, a través de los videos que ocuparon los primeros lugares en el concurso “ZOOM a tus derechos”[3], una temática en la que aún falta mucho por hacer para cerrar la brecha existente entre la formulación y reconocimiento de los derechos humanos y su ejecución efectiva.  Estos videos fueron realizados por niñas, niños y adolescentes de las Américas, quienes a través de la música manifestaron su preocupación por la situación que atraviesa la niñez y adolescencia en contexto de movilidad humana en nuestro continente.

Haz click sobre la imagen para ver el video

Primer Puesto: Buscando oportunidad.                                                                              

Grupo: Jóvenes emprendedores. Buenaventura, Colombia.

 

 

 

 

 

 

Segundo Puesto: Alcemos la voz por la niñez migrante.

Grupo Los Nicas, de Jinotega, Nicaragua.

 

 

[1]Nikken,  P. La protección de los derechos humanos: haciendo efectiva la progresividad de los derechos económicos, sociales y culturales, Revista IIDH (Vol. 52), recuperado desde http://www.corteidh.or.cr/tablas/r25563.pdf

[2] Declaración del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Suplemento No. 2, anexo VII, pág. 208.

[3] Organizado por el Programa de Apoyo a la Sociedad Civil (PASC) de Save the Children y la asociación civil Chicos.net